Rebaja de los préstamos hipotecarios y Necesidad de pedir un Préstamo

Según los datos aportados por varias instituciones principalmente el INE (Instituto Nacional de Estadística) las hipotecas gracias a la guerra establecida entre las entidades financieras por aumentar pasivo está disminuyendo el tipo de interés del dinero lo que sin lugar a dudar también ha provocado que la contratación de hipoteca sea incluso algo mayor que en el pasado año, a tener de los datos suministrados por los colegios de registradores de la propiedad.

rebaja en los prestamos

Este abaratamiento esta permitiendo un ahorro importante en las mensualidades de los hipotecados que repercute en que llegan a final de mes de forma mas holgada sin tener que recurrir a otras formas de financiación para solventar la economía doméstica como pudiera ser la solicitud de un préstamo a través de internet.

Pero no solo los nuevos solicitantes de créditos hipotecarios se han visto favorecidos sino que también los antiguos, muchos de ellos con tipo de interés variable, están viendo afectados de forma positiva por el tipo de interés impuesto por el Banco Central Europeo (0,05%). Calculándose un ahorro de media de 120 euros por familia en el pago de la vivienda, lo que sin duda provoca un mayor desahogo de las economías familiares y un aumento de consumo y por ende una reducción del endeudamiento por la necesidad de pedir un crédito de denominados rápidos y urgentes a alguna otra entidad financiera.

La presente coyuntura económica y actual bajada del tipo de interés que se ha producido a lo largo de todo el año propicia que sea un buen momento para negociar con al entidad bancaria una mejora en la condiciones previamente pactadas o una subrogación porque todo dependería del resultado que arrojara el estudio sobre los gastos que implicaría la tasación del inmueble, gastos de gestoría y los gastos propios de la comisión de subrogación.

En vista de todo lo cual, el año venidero parece que será palpable un aumento tanto en la adquisición de nuevas viviendas como en el aumento de consumo de los nuevos hipotecados a al disponer de mayor cantidad de dinero, que antes se destinaba íntegramente a la compra de la casa. Aunque lo que no ha cambiado es que el 98% por ciento necesita solicitar un préstamo para hacer frente a la adquisición de una nueva vivienda ya que los ratios de ahorro aun siguen estando muy bajos y es totalmente inviable hacer frente más allá de los gastos originales (notaria, registro, etc) y hacer el pago de la entrada.

Lo que si parece ser una tónica continuista es la contratación de la hipoteca junto con otros servicios financieros complementarios, como la contratación de tarjetas de crédito o la domiciliación de la nómina en la propia caja, pero para no depender de forma exclusiva de lo generosos que sean o no ante un apretón económico siempre hay otras alternativas desde las tradicionales como la solicitud de dinero a un familiar como las más innovadoras como son las solicitudes de prestamos rápidos a través de internet a alguna de las muchas entidades prestamistas existentes en la actualidad y que tan de moda se está poniendo entre los consumidores que necesitan dinero rápido y sin tener que responder a preguntas o rellenar interminables formularios bancarios.


Sobre Ana Maria Garcia

Me llamo Ana Maria Garcia y soy una economista y analista de las diferentes formas de prestamos de dinero y creditos