Cómo cuidar la salud buco dental

como limpiar los dientes

Está demostrado científicamente que tener una adecuada higiene bucodental evita numerosas infecciones dentales e incluso otras alteraciones en el cuerpo humano.  La cuestión va mas allá de tener unos dientes blancos y una buena presencia estética, la cuestión afecta a la salud de la persona.

La práctica de la limpieza dental debe iniciarse desde niños para que el hábito de lavarse los dientes sea una constante diaria, utilizando para ello diferentes medios como el cepillo de dientes (manual o eléctrico), pasta con fluor, el hilo dental y los irrigadores dentales.

Existen muchos artículos publicados donde se aportan los consejos básicos para tener una higiene dental perfecta y evitar enfermedades como caries, gingivitis o cualquier otra enfermedad periodontal.

 

Uso del cepillo de dientes

como usar el cepillo de dientes

Desde niños se debe tener el hábito de lavarse los dientes después de cada comida. Se debe usar pasta dentífrica con fluor para ayudar a la desinfección de gérmenes y otros patógenos, teniendo la precaución de utilizar en niños pastas de dientes especiales con baja densidad de fluor. El cepillado debe ser realizado con movimientos cortos donde las cerdas del cepillado deben estar en buen estado. Tratando de eliminar los restos de comida que se quedan incrustados entre las muelas e incisivos.

Según los consejos de los odontólogos se consigue una limpieza más profunda usando un cepillo de dientes eléctrico que uno manual porque se lleva a cabo en el mismo tipo mayor número de pasadas de cepillado.

Un cepillado demasiado fuerte sobre los dientes a la larga puede desgastar el esmalte de las piezas dentales (al igual que ciertos productos que se utilizan como blanqueadores de dientes y que lo que provocan es un desgaste innecesario del esmalte)

Uso de irrigadores dentales


Desde diversos colegios y asociaciones de dentistas se recomienda el uso habitual de un irrigador dental para conseguir una limpieza total de las piezas dentales así como la eliminación de bacterias en la zona lingual.

Si hasta hace poco solo se utilizaban los cepillos de dientes se ha demostrado que con eso no es suficiente para eliminar toda placa bacteriana y debe completarse con el uso de un irrigador dental

¿Qué son los irrigadores dentales? Son aparatos diseñados específicamente para la limpieza de la boca y de los dientes, se compone de un deposito donde se llena de agua mezclado con algún tipo de colutorio para eliminación de bacterias, y que llevan un motor eléctrico que al accionarle, emiten chorros de agua a través de unas boquillas, consiguiendo así la limpieza y eliminación de restos de comida  a los que no puede llegar las cerdas de los cepillos de dientes.

 

Su precio varia entre los 30 euros de los irrigadores bucales portátiles hasta los 70 euros de los irrigadores de sobremesa que son utilizados por toda la familia gracias a que se pueden intercambiar las boquillas, de tal manera que cada miembro de la familia tendrá su propia boquilla evitándose así la transmisión de bacterias e infecciones de un familiar a otro.

 

Consejos de higiene bucodental

  • Reducir el consumo de alimentos o bebidas que tintan el esmalte de los dientes como el vino o café.
  • Acudir cada 6 meses a una revisión rutinaria del dentista.
  • Cepillarse los dientes después de cada comida y usar algún tipo de colutorio para ayudar a eliminar la placa bacteriana.
  • Si se viaja mucho se debe usar un irrigador dental portátil que tiene el mismo tamaño que un cepillo de dientes eléctrico pero es más efectivo.
  • Si se tienen implantes dentales, brackets u ortodoncia se hace indispensable el uso diario de un irrigador dental para evitar infecciones.
  • No usar blanqueadores dentales sin contar con el asesoramiento de un odontólogo ya que pueden dañar el esmalte de los dientes.

 


Sobre Ana Maria Garcia

Me llamo Ana Maria Garcia y soy una economista y analista de las diferentes formas de prestamos de dinero y creditos